jueves, 12 de septiembre de 2019

El encarcelamiento injusto del lonko mapuche Facundo Jones Huala


EL ENCARCELAMIENTO INJUSTO DE UN ACTIVISTA MAPUCHE


LA LUCHA DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS- 11 Septiembre 2019


(“Lonko” Facundo Jones Huala, autoridad mapuche, política-espiritual)

“Estamos al borde de la extinción, pero estamos más vivos que nunca”

Entrevista exclusiva de Antimafia Dos Mil y Our Voice, en Penal de Temuco, Chile

Por Jean Georges Almendras, Matías Guffanti de Our Voice y Giorgio Bongiovanni

“La lucha mapuche continuará, la lucha que siempre hemos planteado”, así nos habla el Lonko Facundo Jones Huala cuando nos recibe en la cárcel de la ciudad de Temuco, distante a casi 700 kilómetros de Santiago de Chile. Nos recibe porque gestionamos la entrevista con anticipación, cumpliendo con todos los protocolos y las formalidades de rigor para encontrarlo, pero no tenemos autorización ni para grabar en audio el encuentro ni tampoco para registrarlo gráficamente. Un encuentro exclusivo con Antimafia Dos Mil y el Movimiento Our Voice. Un encuentro que demandó cuatro horas y que nos permitió profundizar en los aspectos más salientes y poco conocidos de la lucha de las comunidades mapuches de Argentina y de Chile, la historia política de ambos países y las principales problemáticas actuales de los territorios, entre otras cosas.

Un encuentro en un escenario de encierro. Un encierro después de haber sido condenado a 9 años de prisión (6 por incendio y 3 por portación de armas)*. Un encierro que para él no ha sido obstáculo para su militancia. Una militancia ancestral (y de hoy) que compartió con nosotros, en una muy prolija sala de visita que inesperadamente nos reservaron para el encuentro. Un encuentro que nos atrevemos a decir que fue esperanzador en el sentido de la divulgación y la expansión de las ideas, la metodología y la esencia de la causa mapuche en ambos lados de la cordillera andina, después de recibir tanta manipulación por los medios hegemónicos de comunicación. Un encuentro enriquecedor y de alto valor testimonial.

A poco de internarnos en las instalaciones carcelarias, donde los enrejados y la presencia policial nos dan una clara idea de que estamos en las entrañas de una cárcel de mediana seguridad (en la que se encuentran recluidos delincuentes comunes, muchos de ellos con cadena perpetua, y nueve presos políticos mapuches: cuatro condenados y cinco imputados), la guardia que nos ha sido asignada nos lleva a una sala en la que hay una mesa con sillas. Tras unos minutos de espera vemos ingresar a Facundo, luciendo su inconfundible vincha azul, que lo distingue como Lonko. Trae en ambas manos dos enormes bolsos. Los deja en el suelo y nos abraza con el saludo mapuche “Mari Mari”. Después, gira sobre sí mismo y comienza a hurguetear en las bolsas: saca dos frazadas y saca un termo y una vasija a modo de mate. Nosotros le entregamos una bolsa con queso, panes, fiambre y un paquete de yerba. Agradece nuestro regalo y nos brinda hospitalidad (la hospitalidad entre comillas que un preso puede brindar a la visita, en un establecimiento carcelario). Los minutos siguientes se transformaron en horas. Facundo Jones Huala, el Lonko (autoridad política y espiritual) de la Lof en Resistencia de Cushamen, de la provincia de Chubut en Argentina, tiene muy buen aspecto físico; tiene muy buen semblante, y tiene muy buen ánimo. Quedaron atrás los días en que su salud estuvo seriamente comprometida debido a la prisión, a la constante persecución y a las huelgas de hambre que llevó adelante en protesta por su injusto procesamiento y en favor de su causa. En sus palabras se siente su amistad, su calidad humana. Comparte con nosotros el mate, el fiambre, el queso y los panes. Comparte con nosotros su historia de luchador por la recuperación de las tierras usurpadas por el hombre blanco argentino y chileno. Nos confidencia vivencias de su infancia y de su juventud. Vivimos un encuentro ausente de formalismos y que es extremadamente distendido y tan cautivador, que ninguno de nosotros advertimos el avance de las horas. Afuera del salón, entretanto, la rutina carcelaria siguió su curso. Una rutina que incluyó la alarma general por el intento de fuga de un detenido. Un episodio que felizmente no tuvo mayores consecuencias, aunque desde el lugar en el que nos encontrábamos pudimos observar corridas y movimientos de funcionarios para recapturar a la presa.



“Acá estoy hace un año. Yo estaba en Valdivia donde el régimen de prisión es mucho más duro y por eso pedí el traslado a este penal, donde las condiciones de vida son mucho mejores. Hoy, para la visita de ustedes pensé que nos iban a llevar a un sector con pocas comodidades, por eso traje frazadas para darles un poco de confort. Pero felizmente eso no ocurrió”.

-Estás condenado, preso… pero ¿la lucha mapuche continúa, no?

“La lucha mapuche continúa y continuará, es la lucha que nos hemos planteado desde siempre. Hay que entender nuestra lucha en Argentina y en Chile con un neoliberalismo tremendo y transnacionales que nos está matando. Estamos en una urgencia. Pero esto viene desde mucho antes, desde “La conquista del desierto” que hizo Roca junto con la familia Bullrich. En aquellos años Adolfo Jorge Bullrich era intendente de la ciudad de Buenos Aires. Y con la ayuda de los ingleses que le dan armas y dinero a cambio de tierras en nuestros territorios, producen la masacre más grande. Mismas tierras que después prácticamente regalan en el 92’ con Menem como presidente. En este proceso podemos encontrar una estrecha relación con las familias del jefe de Gabinete de Ministros de la Nación Argentina, Marcos Peña y el actual Secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda de la Nación, Miguel Braun. Pero la verdad es que esas tierras robadas por los Estados nunca dejaron de ser nuestras”

“En Chile, por lo menos hubo un mínimo reconocimiento y devolución de tierras, aunque la persecución se da de igual manera. En la presidencia de Salvador Allende, dentro del proceso de reforma agraria vivimos devoluciones de tierras. De Allende no tenemos nada para decir, desde un punto de vista negativo. Y después del 11 de setiembre los peñis pelearon contra la dictadura. Sin embargo, el mismo Pinochet, también devolvió tierras. Pero en Argentina nada, ni en dictadura ni en democracia. Ni con Perón. Entonces en materia de devolución de tierras hay diferencias muy marcadas entre Chile y Argentina. En la región de la PuelMapu, de Argentina, fuimos abandonados. Y no es por una diferencia de presencia. Solo en la LofCushamen hay unos 7.000 mapuches. Solo en las zonas de Esquel, Bariloche y Chubut. Nucleados por otros Lonkos también”.

En ese confortable salón parecíamos estar en una isla solitaria. Aislados por una puerta vidriada (que circunstancialmente nos permitía visualizar policías, abogados y presos) nuestro diálogo se hizo mucho más distendido.

Y cuando Facundo Jones Huala demostró interés por el Movimiento Our Voice, recibió todas las respuestas habidas y por haber, con la misma sinceridad con la que nos historió su vida de Lonko.



“No me gusta ser líder, no me gusta ser caudillo, pero ser lonko es una realidad que no puedo eludir. Uno es hijo de su propia historia, de su propia cultura. Una sumatoria de situaciones me llevaron a ser Lonko, a la edad de 22 años. Yo ahora tengo 33 años. Solo quería ser un weichafe (un guerrero). Pero ahora soy un Lonko”

-¿La espiritualidad tiene un estrecho vínculo con el rol de Lonko?

“Mucho que ver. El Lonko recibe la fuerza espiritual y actúa en base a la fuerza espiritual. Porque es una misión espiritual”.

“Nosotros soñamos con un proceso de liberación nacional. En Chile hay mapuches universitarios, son pocos, pero hay. Los mapuches son en su mayoría, peones, albañiles. Yo mismo no he terminado la secundaria, pero me formé como autodidacta. Nací en Bariloche, mi padre trabajaba en el rubro de los caballos. Después, nos fuimos cerca de la ciudad de Comodoro Rivadavia. A mis siete, ocho años yo vendía alfalfa que mi padre sembraba en un stud. Y hasta llegue a trabajar de caddie en un campo de golf. Y allí me fui plegando a las diferentes luchas de la ciudad y además fui participando de los ceremoniales de la comunidad. En aquellos tiempos la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) ya existía. Y quiero decir, que en Argentina el kirchenismo nos atacaba, nos tiroteaba cuando luchábamos por la devolución de nuestros territorios, como también ahora nos dispara el macrismo. Pero lamentablemente muchos integrantes de nuestras comunidades han sido coptados, han sido colonizados por grupos políticos y politizaron sus luchas, vendiéndose a las políticas del winka. Producto muchas veces del embrutecimiento de las comunidades”.

“Nosotros no planteamos nada nuevo. Estamos en contra del capitalismo, que es la expresión de la dominación. Los gobiernos de turno no nos interesan, estamos en contra del sistema mismo, si este sistema no nos deja vivir en nuestros territorios como nación. Como era al principio. Claro que los tiempos no son los mismos y lo que estamos viviendo ahora es una etapa intermedia, donde las comunidades no viven ni como vivíamos en nuestros orígenes ni como vive el mundo occidental. Pero queremos luchar para volver a esa forma de vida original Mapuche. Buscamos nuestros planteos con nuestra lógica. El sistema se construyó como resultado de un proceso revolucionario, de hecho el capitalismo actual se generó a partir de la revolución francesa y los grandes cambios se dieron con revoluciones de igual manera. Y eso es el ejemplo de que las revoluciones funcionan y sirven. Nosotros estamos planteando una nueva revolución contra este sistema.”

-¿Los han infiltrado a ustedes?

“Si, nos infiltraron pero nunca en profundidad. Muchas veces pasó con parejas de Peñis, que se acercan y dan información. Yo lamentablemente hice conocer el territorio a un chico que se hacía pasar por comprometido con nuestra causa y después salió en todos lados que era un agente infiltrado. Sabemos que desde siempre se usó la infiltración y la misma Patricia Bullrich creo que trabajaba de infiltrada en el grupo montonero. Casualmente todos sus compañeros desaparecieron o terminaron presos y a ella no le pasó nada, es raro. Y nuestra lucha no quedó ajena de ese método para golpearnos”

“Quedó muy en evidencia con el caso de Operación Huracán. Que pueden buscar en los medios. Intentaron culparnos de sus tráficos de arma entre Argentina y Chile con Whatsapp falsos, y ese caso, que evidenció la corrupción del poder político, judicial y de las fuerzas de seguridad, hizo saltar también la estrategia de infiltración que llaman ahora Operación Tarzán.”

-¿Puedes hablarnos de tu recaptura en Argentina? ¿Cómo se concretó?

“Primero me agarraron porque torturaron a Gonzalo Cabrera y él dijo hasta lo que no sabía. Esa captura al final no duró mucho porque se declara la nulidad del informe por el Juez Guido Otranto, de aquel entonces, aunque después lo apretaron, matándole un perro y disparándole en la casa. Otranto se dio vuelta y fue uno de los que me persiguió despiadadamente. Después, me agarraron con la PDI (Policía De Investigaciones) de Chile, aunque eso también fue ilegal porque no tenían permiso para estar en Argentina y estuvieron. Y hacía un mes que me venían filmando los francotiradores camuflados con sus miras. Los videos los tiene mi abogada. Después de eso acá estoy”

-¿Qué te inspira el narcotráfico? ¿El consumo de drogas, de alcohol?

“La droga y el narcotráfico es una herramienta más del capitalismo a la cual también nos oponemos. A mí me ofrecieron varias veces negocios con el narcotráfico, para hacer con las comunidades. Me ofrecieron cruzar toneladas de droga por la frontera de Perú y siempre rechacé eso. Pero lamentablemente la droga llegó hasta los lugares más Inhóspitos de los territorios. Marihuana, LSD y Cocaína. Y algunos líderes de comunidades también se corrompieron con esto. Con el discurso de que con esa plata se puede financiar las luchas. Por este motivo nos alejamos de los grupos New Age e Hippies que se la pasaban consumiendo estas sustancias. En nuestras comunidades, aunque nos cuesta, estamos en contra hasta del consumo de alcohol”.

“Incluso dentro de la cárcel misma pude entender cómo funcionaba este negocio del narcotráfico. Las fuerzas de seguridad que nos reprimen están metidas en esos negocios, los sindicatos, las barras bravas de fútbol y obviamente la política. Fíjate que en esto el Macrismo y el Kirchnerismo en esto se llevan bien y se unen, porque están metidos en el mismo negocio. Son las mismas mafias que están atrás de los Estados. Por eso nosotros no personalizamos la lucha contra un gobierno o el otro. Nos enfrentamos al sistema. Y de los partidos políticos no nos importan los discursos que den sino los hechos.”

-¿Qué te inspira la joven activista palestina AhedTamimi?

“Es admirable lo que hace esta joven. La valoro y la respeto mucho. Valoro el proceso revolucionario por la libertad del pueblo palestino. Lo siento muy cercano y me siento muy empático por ella y por su lucha, pero claramente son luchas distintas en contextos diferentes, aunque buscando un objetivo muy similar."

-¿Cómo ves el mundo? ¿Cómo ves a los jóvenes?

“La civilización occidental está al borde del colapso. Los jóvenes son semillas que necesitan una propuesta clara e independiente de todo lo anterior, porque si no van a ser llevados a lo mismo que antes. El gran problema de las luchas occidentales es que carecen de propuestas concretas. Es difícil luchar, pero se hace. Es difícil ganar la revolución pero se hace. Pero lo más difícil es presentar la propuesta después de haber ganado. Yo apoyo las luchas de los jóvenes y trabajadores y otros sectores, pero tienen que pensar bien la propuesta. La nuestra ya la tenemos, es la de siempre como Nación. Y no pretendemos que todos vivan como Mapuches, si les sirve para inspirarse esta bien, pero cada pueblo de acuerdo a su cultura y contexto tiene que pensar su propuesta y todos vivir en libertad, si estas propuestas se basan en valores que defienden la vida.”

La antesala del epílogo del encuentro, se tradujo en una reflexión del Lonko, sobre las comunidades mapuches. Sobre su mundo. Sobre su presencia en un sistema capitalista, siendo que ellos como pueblo originario tienen una cosmovisión muy diferente.

“El mundo mapuche es muy complejo. Somos muy espirituales, en la vida cotidiana. Pero somos muy espirituales con hechos prácticos. Y pedimos la continuidad para expresarnos con nuestra espiritualidad, cultura y cosmovisión que es humanista. La lucha seguirá radicalizando como todo proceso de revolución. Los mapuches estamos al borde de la extinción, pero estamos más vivos que nunca”.

-------------

(*) La condena se redujo, por los 1178 días que estuvo preso de forma ininterrumpida en Argentina y Chile, desde el año 2013. La reducción de la condena significaría un poco más de tres años; su pena sería entonces de 5 años y medio, y por buena conducta se reduciría a la mitad, con la posibilidad de obtener la libertad condicional.

*Foto de Portada: www.rionegro.com.ar

*Foto 2: www.cooperativa.cl /Fachada del penal de Temuco

*Ilustración alusiva al encuentro: “Xilotrópico” de Santiago de Chile.

ARTÍCULOS RELACIONADOS EN ANTIMAFIA DOS MIL:

-Comienza un juicio montado desde el poder contra un jefe mapuche.

-No tengo más trinchera hoy, que mi cuerpo y mi palabra.

-Facundo Jones Huala o la valiosa lucha por la dignidad del pueblo.

-Despotismo macrista: extraditaron a Chile a Facundo Jones Huala.

-Sentencia de prisión para el Lonko revela fuerte presión política.

Consejo de Todas las Tierras ante conclusiones de la Cámara de Diputados sobre la responsabilidad política de CHADWICK y UBILLA


MINISTRO ANDRES CHADWICK, RODRIGO UBILLA Y CONCLUSIONES COMISIÓN DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS 


1.- Las conclusiones de la Comisión de la Cámara de Diputados de Chile sobre la responsabilidad política tanto, del Ministro ANDRES CHADWICK y del Subsecretario RODRIGO UBILLA, son completamente coherente con la verdad en los hechos. 

2.- La responsabilidad política de ambas autoridades ahora debe derivar consecuencialmente en sus respectivas responsabilidades penales. 
Asimismo, ambas autoridades deben concurrir en calidad de imputado al juicio Oral en lo Penal que se efectuará en los próximos días en la Araucanía. Y ambas autoridades previamente deben deponer su función. 

Por la Paz en La Araucanía, Llamamos al presidente Sebastian Piñera a retirar el comando Jungla y a pedir la renuncia al Ministro Andres Chadwick y al Subsecretario Rodrigo Ubilla. 

3.- Asimismo, la situación del Subsecretario Rodrigo Ubilla, resulta insostenible en la compra de tierra Mapuche. Cuya compra se ha efectuado a sabiendas que se ha transgredido la ley Indígena 19.253. 
Por tanto, el Subsecretario por sus actos esta inhabilitado políticamente para actuar en la Araucanía por conflicto de interés. 
El subsecretario, No puede exigir a los Mapuche el respeto al Estado de Derecho, si él como autoridad viola ejemplarmente el Estado de Derecho que invoca. 
Reitero el llamado al Subsecretario Rodrigo Ubilla que, como acto de respeto al Estado de Derecho y por la Paz en la Araucanía, restituya las tierras a la Comunidad Mapuche de la Comuna de Pucón. 

4.- Lamentamos que los Parlamentarios de Chile Vamos, especialmente de la Araucanía hayan votados en bloque intentando desconocer el horrible Crimen de Carabineros en contra de Camilo Catrillanca. 
Esta posición negacionista de irrespeto y desprecio a los Derechos Humanos se refleja también en sus actuaciones alrededor del 11 septiembre 2019 sobre los crímenes cometidos durante la dictadura militar del general Pinochet. 

5.- Le reiteramos a los representantes de Chile Vamos, es decir, UDI, Renovación Nacional, Evopoli, que los Mapuche no tan solo exigimos justicia por Camilo Catrillanca, sino, Verdad, Justicia y Reparación por el Crimen de Genocidio cometido en contra del Pueblo Mapuche, en los actos de invasión militar alrededor de la denominada Pacificación de La Araucanía. 

Esto constituye una condición previa para establecer una ruta de la Paz en la Araucanía. 

Aucan Huilcaman Paillama

Encargado Relaciones Internacionales Consejo de Todas las Tierras

Temuko, Wallmapu, 12 de septiembre de 2019



miércoles, 4 de septiembre de 2019

Territorio Muko emite comunicado por PPM, peñi Jorge Cayupan Ñiripil baleado por los asesinos del comando jungla


Comunicado Territorio Muko por Jorge Cayupan


03/09/2019


A nuestra nación mapuche, a la opinión pública chilena y extranjera desde el Territorio Muko comunicamos lo siguiente:

El día 19 de octubre de 2018, siendo las 22:00 hrs. de la noche aproximadamente, se inició una persecución en contra de nuestro peñi Jorge Cayupan Ñirripil, siendo herido de bala en su comunidad (Mateo Ñirripil Autónoma) por parte de los asesinos antimapuche “Comando Jungla”. 

Una vez abatido fue torturado y fotografiado, para luego celebrarlo como una victoria. 

El gobernador Mauricio Ojeda tilda la operación como todo un éxito para así darle tranquilidad a los latifundistas, forestales y toda inversión capitalista que avanza en nuestro territorio, por lo anterior señalamos lo siguiente:

A once meses del intento de asesinato en contra de nuestro peñi Jorge Cayupan, hoy prisionero político mapuche en la cárcel de Temuco, se da inicio a la audiencia de juicio oral para el día lunes 23 de septiembre a las 09:00 de la mañana en el Tribunal de Temuko.

Desde el territorio Muko hacemos un llamado pu peñi ka pu lamngen, pu lof en resistencia, estudiantes, cada chileno consciente de lo justo y necesario de la lucha de nuestro pueblo mapuche, a acompañar a nuestro peñi en un nuevo juicio en su contra. 

Sabemos que la justicia chilena está acomodada, hecha a favor de los ricos que siempre buscarán condenar a nuestros weichafe que luchan cada día recuperando y protegiendo nuestra mapu de las manos del capitalismo depredador que amenaza nuestra existencia y espiritualidad como mapuche.

Seguimos y seguiremos dignos, consecuentes con nuestro rakizuam porque anhelamos la liberación nacional para nuestro pueblo llevando a la práctica el weichan para conseguirla.

Fuera Forestal Arauco, fuera García-Becker del territorio mapuche.

Libertad a Jorge Cayupan y a todos los PPM.

Petu newentuleyin mukoche

Marrichiweu!!

Wenteche mapu, Territorio Muko, 2019


_____________________________________

Baleado por el “Comando Jungla”: La historia de Jorge Cayupán


Carabineros disparó contra el comunero mapuche Jorge Cayupán 25 días antes del asesinato de Catrillanca. El operativo fue encabezado por Héctor Vásquez, mismo suboficial que participó desde un helicóptero en la muerte de Camilo y luego mintió en su declaración. Jorge se encuentra preso, luego que la policia señalara que hubo enfrentamiento, sin embargo, la reconstitución de escena da luces de lo contrario. Esta es la historia de quien pudo ser la primera víctima mortal del “Comando Jungla”.

Por Lucas Cifuentes Espinoza / 20.05.2019

Una bala alcanza la pierna derecha de Jorge Cayupán. Fue la noche del 19 de octubre de 2018, mientras el Comando Jungla patrullaba los terrenos privados de la comuna de Lautaro que tienen protección policial. Entre la oscuridad apareció una camioneta Nisssan que consideraron sospechosa, levantaron sus armas y un ruido sordo alteró el silencio.

El fusil de guerra Colt M4 se levanta entre la oscuridad espesa de la comunidad mapuche Mateo Ñirripil. Oscuridad. Cayupán siente su pierna doblarse y cae sobre la tierra arcillosa. La sangre forma charcos en los restos de pasto mientras pierde el conocimiento.

-Te pillamos, indio culiao-, recuerda que le gritó uno de los carabineros.

Luego corren hacia él y golpean su cara con el puño. Después le patean la pierna herida. Cayupán se desmaya.

-Me da rabia pensar que pude ser el primer mapuche asesinado por el “Comando Jungla”-, reflexiona ahora, desde la cárcel de Temuco

***

Jorge Cayupán (30) pertenece a la comunidad mapuche Mateo Ñirripil Autónoma del Löf Muko, ubicada en la comuna de Lautaro, IX región. Hombre dedicado a la tierra y la ganadería: se define así mismo como un pequeño agricultor de trigo y avena.

El 19 de octubre carabineros disparó sobre su piena derecha, impidiéndole recorrer la comunidad como antes, pasear con su hija Ayleen (6), visitar a su madre, trabajar la tierra y cuidar a sus animales. El balazo devendría en un proceso judicial que lo mantiene en prisión preventiva.



Esta no sería su primera causa. En 2014 fue acusado de participar en un incendio en el fundo San Leandro, ocurrido en enero de 2009. Durante el juicio, se demostró que las pruebas obtenidas eran insuficientes y los comuneros quedaron en libertad. Algunas habían sido obtenidas en la comunidad Mateo Ñirripil por el ex Mayor Patricio Marín Lazo (hoy involucrado en la Operación Huracán), gracias a los permisos que le entregaba el fiscal Sergio Moya. En esa ocasión, después de un periodo en prisión preventiva, Jorge volvió a su comunidad.

Esta vez fue acusado de “homicidio frustrado contra Carabineros y porte ilegal de armas”. Es decir, lo acusaban de bajar de la camioneta Nissan junto a cinco sujetos y disparar a Carabineros. Pero el 27 de abril fue reformalizado, luego de que la reconstitución de escena diera luces de que aparentemente no hubo fuego cruzado. Eso llena de esperanzas a Cayupán, por eso accede a conversar por primera vez con la prensa.

Tiene la mirada fija, los ojos oscuros. Es de rostro ancho y redondo, de pelo largo y a ratos mueve con cuidado su pierna herida entre las bancas de la capilla de la cárcel. Ese es el lugar donde los comuneros mapuche reciben visitas los días martes y sábados. El lugar es frío, la luz entra con dificultad a través de los ventanales de unas de las murallas. Pellizca trozos de pollo y parte unas sopaipillas que le trajo su familia, mientras Ayleen escribe en un cuaderno apoyada en su hombro. El humo del mate que corre hacia la derecha se dibuja a contraluz, mientras Jorge limpia el aceite de las sopaipillas y recuerda la noche en que recibió una bala.

Las balas del fusil de guerra

El 19 de octubre, cerca de las 18 horas, Cayupán realizó, presuntamente, su trayecto habitual: conducir la camioneta Nissan de su pareja, Karen Tranamil, hacia uno de los domicilios que tiene dentro de la comunidad, guardar el ganado que había estado pastando durante la tarde, mirar sus plantaciones de trigo y entrar a tomar once.

Esa tarde vestía una chaqueta de mezclilla oscura, pantalones negros y bototos café. Nada fuera de la rutina. Una tarde tranquila, algo calurosa; el viento de campo moviendo las filas de árboles que se levantan entre los cerros del Lof Muko. Cayupán acostumbraba a observar a sus animales antes de salir de la casa, luego subirse a la camioneta para continuar el trayecto de siempre, el mismo paisaje verde volviéndose más oscuro.

El Lof es grande y los comuneros mapuche pueden trasladarse sin problema a través de sus caminos. Sin embargo, Cayupán debe transitar brevemente por el camino S-225, que no pertenece a la comunidad, para llegar hasta su otra casa instalada en el territorio en recuperación.

Cerca de las 20 horas, sale del cuartel GOPE Araucanía, ubicado en Temuco, el Equipo Táctico Multidisciplinario 2, más conocido como “Comando Jungla”.

El grupo está a cargo del suboficial del GOPE Héctor Vásquez Correa, el mismo que, casi un mes después, sería parte de la tripulación del helicóptero que participó en el asesinato de Camilo Catrillanca y luego mentiría en su declaración ante la fiscalía. (Ver reportaje Ciper).

Suboficial del GOPE Héctor Vásquez Correa.

Esa noche, el suboficial encabeza un patrullaje sobre una camioneta Toyota Thundra, manejada por el cabo 2do Jonathan Galindo, y acompañados por el sargento 2do. Héctor Leal, y los cabos 1ero. Miguel Casanueva y Luis Betancourt. Salen a recorrer territorio mapuche armados con fusiles de guerra Colt M4, revólveres calibre 22 y una subametralladora.

El objetivo es realizar patrullajes por las zonas conflictivas y fiscalizar fundos privados con medidas de protección: forestal Mininco, Nylyumar (empresa de servicios forestales), Áridos Chódiman, y diversas parcelas y fundos. Estos se encuentran detallados en una carta de situación que les entregaba cada quince días la Zona de Control y Orden Público.

El 19 de octubre debían recorrer la zona norte, correspondiente a la comuna de Lautaro, desde las 20 horas hasta las 08 horas del día siguiente. Comienzan por la ruta 5 hacia Pillanlelbún, luego toman el camino S-225 del sector Muco, territorio en el que se encuentra la comunidad Mateo Ñirripil y avanzan hacia la empresa Áridos Chódiman. Luego, Vásquez decide regresar por la misma ruta.

El equipo Táctico Multidisplinario 2, armado con fusiles, revólveres, pistolas y una subametralladora, maneja la Toyota Thundra entre la oscuridad espesa del territorio. De pronto, cerca del puente Muco, se encuentran con una camioneta blanca.



-Mientras recorría la ruta S-225, veo que un auto viene siguiéndome, entonces aumento la velocidad. Pensé que querían asaltarme-, recuerda Jorge.

Vásquez Correa declaró el 4 de diciembre al fiscal Felipe González, que en medio de la oscuridad divisaron la camioneta estacionada a un costado del camino con las luces encendidas. Se detuvieron a 15 o 20 metros de él para preguntarle si necesitaba ayuda, encendieron las luces y la camioneta comenzó a andar. En ese momento vio un sujeto con el rostro cubierto, portando una escopeta. Enciende las balizas. Son las 22:42 y el suboficial se comunica con la Central de Comunicaciones de Carabineros (CENCO) para obtener antecedentes sobre el vehículo.

22: 42: 16 Vázquez Correa: Comando Control 71 de Patente por favor, útil juliet 20.64

22: 42: 50 CENCO: Una camioneta Nissan Pick up, color blanco 4949, mantiene domicilio en el sector Muco bajo Lautaro, cuarenta y nueve al momento.

Cayupán ingresa a la comunidad a través de un camino de tierra angosto, atravesando ramas y levantando polvo.

-Empiezo a escuchar disparos. Estaba asustado, pensé que me querían robar la camioneta porque no se escucharon sirenas ni se levantaron luces. Simplemente me estaban disparando. Cuando salgo del camino prinicipal veo las luces de Carabineros. Seguí sintiendo balazos sobre la camioneta hasta que pierdo el control. Entonces decido bajarme, a 50 metros de mi casa.

Cayupán deja la camioneta y los miembros del GOPE le apuntan con los fusiles de guerra. Una bala atraviesa su pierna derecha, provocándole una fractura a la altura de la tibia.

La versión del Equipo Táctico Multidisciplinario 2 es que esa noche hubo un enfrentamiento: cerca de cinco sujetos armados con escopetas y pistolas se habrían bajado de la camioneta, disparándoles a diez metros de distancia. Curiosamente ningún carabinero resultó lesionado y la Toyota Thundra intacta, a diferencia de la camioneta de Jorge que fue hallada con varios impactos de bala.

Tras el enfrentamiento, los supuestos atacantes correrían hacia los matorrales, camuflándose y aún disparando.

Vásquez Correa recuerda que persiguió a los atacantes durante 20 metros, hasta que se da cuenta que ya no era seguro, entonces le pide a Casanueva replegarse y asegurar el área. Mientras tanto, Bettancourt encuentra un revolver calibre 22 junto a Jorge, a 30 cm. de su mano. También se encontrarían dos cartuchos percutidos. Bettancourt Patea el revolver, y ve que el comunero está herido. Casanueva va hacia la camioneta, corta el cinturón de seguridad y lo amarra como torniquete a la pierna de Jorge.

Dos minutos después de que el suboficial Vásquez Correa hiciera contacto por primera vez con la Central, menciona que hay un herido. No hace referencias a un enfrentamiento y habla de una supuesta fuga de la camioneta.

22:44: 19 Vásquez: Comando Control, Comando Control, nos encontramos con la camioneta se dieron a la fuga, clave 25.

22:44: 53 CENCO: Comprendo, cuál es la siete seis, cuál es la siete seis beta.

22:44:57 Vásquez: Por Muco costado derecho, la camioneta se nos dio a la fuga, necesitamos apoyo, tenemos un 22 (persona herida), armamento recuperado.

-Despierto cuando me suben a la parte de atrás de mi camioneta. Uno de los carabineros me golpeaba la cara para que no me durmiera. Hay muchas historias sobre lo que hace la policia en las comunidades. Pensé que iban a matarme.

El Equipo Táctico Multidisciplinario 2 abandona el sitio del suceso y traslada a Jorge al hospital de Lautaro en su propia camioneta. Allí lo esposan junto a una camilla y es hospitalizado por fractura de tibia producto de un impacto de bala. Más tarde es trasladado al hospital de Temuco, hasta donde se dirige personal de Labocar Temuco para realizar pericias por posibles residuos de disparos.

Las pericias indicarían que tanto los carabineros que participaron del operativo, como Jorge, tendrían en sus manos restos de pólvora. Es decir, habrían disparado armas de fuego.

-Probablemente habían restos de pólvora en mis manos por la manipulación de los carabineros. Yo no disparé ningún arma. Esto se trata de un montaje, incluso mientras estaba tendido en el suelo escuché que carabineros realizaba disparos hacia la camioneta.

Horas más tarde, personal de Labocar también se dirigió hasta el sitio del suceso. Allí encontraron pozas de sangre sobre el pasto y cinco vainas calibre 5.56, mismo proyectil que días más tarde habría asesinado a Camilo Catrillanca. No se encontraron vainas de escopeta, ni otros elementos que reforzaran la teoría del enfrentamiento. Más bien parecía que Cayupán fue baleado a sangre fría.

Un objetivo de la inteligencia policial

El 24 de abril de 2019 el fiscal Felipe González solicitó reformalizar a Jorge Cayupán por el delito de “disparo injustificado”, luego de que la reconstitución de escena diera luces de que no hubo enfrentamiento. Además, se cuestionó la visibilidad que habría tenido Vásquez Correa para ver a un tipo encapuchado con una escopeta y la posición en la que estaban al momento de disparar, aparentemente menor a los 10 metros consignados en su declaración.


Reconstitución de escena.

De cualquier manera, no es posible conocer con exactitud qué sucedió esa noche, pues los funcionarios GOPE no portaban las cámaras GoPro que utilizan durante los operativos. En los registros de salida del cuartel policial figura que los integrantes del Equipo Táctico Multidisciplinario 2 no salieron con ningún elemento que les permitiera grabar el procedimiento. Por lo tanto, al parecer la evidencia no fue destruida como en el caso Catrillanca.

Pero las dudas se mantienen, pues el hecho ha demostrado ser confuso: falta de cámaras, contradicciones en el sitio del suceso y en las versiones de testigos sobre la posición de Jorge en su camioneta y utilización de armamento de guerra durante un patrullaje por parte del GOPE.

-Carabineros conocía nuesta comunidad, realizaba patrullajes debido al proceso de recuperación territorial que llevabamos desde hace años. Nos tenían identificados-, asegura Jorge.

Y no se equivoca. Este medio accedió a un documento de 2017, perteneciente a la extinta UIOE, titulado DOMICILIOS DE BLANCO ORT – CAM MUCO LAUTARO (Ver documento 1), el cual revela que Jorge Cayupán y varios miembros de su comunidad eran objetivos de los servicios de inteligencia.

El documento revela los datos personales de diferentes miembros de la comunidad mapuche Mateo Ñirripil, sus antecedentes penales y policiales, fotografías de sus domicilios y una imagen satelital que detalla la ubicación de cada uno de los “blancos identificados”.

El documento era enviado vía Whatsapp a Marín Lazo el 12 de marzo de 2017, por el ex miembro de la UIOE (Unidad de Inteligencia Operativa Especializada), Leonardo Osses, actualmente en prisión preventiva por su participación en la implantación de pruebas falsas a comuneros mapuche.

Leonardo Osses: (documento pdf) contenido: Domicilios Blancos de Interés ORT CAM Lof Muco.

Leonardo Osses: Se podría coordinar con zona COP acercamiento a domicilios mi mayor.

Los antecedentes del documento abren diversas interrogantes: ¿En qué consistía ese acercamiento a domicilios? ¿Con qué autorización tomaban fotografías y vigilaban los pasos de los miembros de esta comunidad? ¿Qué conocimiento tenía Carabineros de la rutina que mantenía Jorge Cayupán en su comunidad?

Camilo Catrillanca también fue un objetivo de los servicios de inteligencia. (Ver reportaje Ciper). De hecho, el 20 de marzo 2017 Osses enviaba a Marín Lazo otro documento pdf titulado “Blancos Malleco”, informe al que accedió El Desconcierto y en el que aparece una foto de Camilo junto a otros dirigentes de Temucuicui (Ver Documento 2). Casi dos años después el comunero sería asesinado por Carabineros. El destino de Jorge pudo ser el mismo.

Ahora está en la cárcel de Temuco, a la espera del juicio tras su reformalización. Asegura que quiere demostrar su inocencia. Mientras tanto aún cojea y utiliza muletas para subirse a los vehículos de Gendarmería. No ha recibido atención kinesiológica al interior de la cárcel.

A principios de este mes se sumó a los detenidos en Temuco el comunero mapuche José Queipul, también baleado por Carabineros en extrañas circunstancias. Curiosamente Queipul también es mencionado en documentos de la UIOE y en conversaciones entre fiscales y altos mandos de la inteligencia policial.

https://www.eldesconcierto.cl/2019/05/20/baleado-por-el-comando-jungla-la-historia-de-jorge-cayupan/?fbclid=IwAR0I5HxOkQsZcbgkjLUmqYPFKVV9wn5gb3AcLLVb1Gkmf1iv_qyLXxWOiSA